Teléfono (02) 2201-3447 WhatsApp +56 9 5090 5148

¿Cómo sospechar un trastorno alimentario?

Las conductas alimentarias anormales van desde las dietas crónicas al descontrol sobre la ingesta (atracón).
Un comer saludable implica comer todo tipo de alimentos de manera moderada.
Los pacientes con trastornos alimentarios no logran este equilibrio y tienden a la prohibición de cierto tipo de alimentos como hidratos de carbono o dulces o a tener reglas muy rígidas sin posibilidad de flexibilizarlas.
Además algunos pacientes presentan episodios de comer descontrolado o mecanismos de purga (vómitos, ejercicio excesivo, uso de laxantes y diuréticos, etc.) para lidiar con los sentimientos de culpa que produce la ingesta de ciertos alimentos.

Se han desarrollados herramientas de screening para determinar la presencia de un trastorno alimentario.

Le sugerimos responder las siguientes preguntas:

Test 1 (SCOFF).
Un sí a 2 o más preguntas se relaciona con la presencia de un trastorno alimentario.
1) ¿Te provocas el vómito porque te sientes demasiado lleno(a)?
2) ¿Te preocupa haber perdido el control sobre cuánto comes?
3) ¿Has perdido recientemente más de 7 kilos en los últimos 3 meses?
4) ¿Crees que estás gordo(a) aunque otros digan que estás demasiado delgada?
5) ¿Dirías que la comida domina tu vida?

Test 2.
Cualquier respuesta positiva se relaciona con la presencia de un trastorno alimentario.
1) ¿Estás insatisfecho(a) con tus patrones alimentarios?
2) ¿Comes a escondidas?
3) ¿Afecta tu peso la forma en que te sientes contigo mismo(a)?
4) ¿Alguno de los miembros de tu familia ha tenido un trastorno alimentario?
5) ¿Has tenido en el pasado o tienes actualmente un trastorno alimentario?

Video prevencion trastornos alimentarios.

• Categoría: Educación al paciente